¿Qué tener en cuenta antes de comprar una silla de ruedas?

person Publicado por: TETIANA STROKACH list En: Movilidad En: comment Comentario: 0 favorite Visualizaciones: 181

Comprar la silla de ruedas perfecta en comodidad y ergonomía puede ser una tarea difícil, pero hoy en día contamos con la ventaja de que muchas de las sillas de ruedas son ajustables en varias de sus características. Afortunadamente vivimos en un mundo donde uno puede encontrar infinidad de información sobre cualquier tema que nos permita tomar una decisión óptima. Pero en algunos casos sigue sin ser suficiente. En este artículo de ORTOPEDIA.COM, queremos guiarte para que no tengas ninguna dificultad a la hora de encontrar el ajuste perfecto en tu próxima silla de ruedas.

Diseño de la silla

A la hora de elegir el diseño más adecuado de la silla de ruedas es fundamental tener claro el uso que le vas a dar, el entorno por donde te vas a mover y cómo es tu estilo de vida. Para cada caso hay diferentes tipos de silla de ruedas.

Si eres una persona fuerte y activa, sueles moverte mucho y te gusta ir con velocidad, tu mejor opción seria una silla de ruedas activa. Este tipo de sillas se caracterizan por su peso muy ligero, sin perder la resistencia del chasis, respaldo anatómico acortado y diseño ergonómico para aportar la máxima agilidad de movimientos en tus desplazamientos. Son perfectas para viajar, moverte con agilidad en tu día a día, practicar deporte y hacer más actividades. Conseguirás gran dinamismo con mínimo gasto de energía al hacer la autopropulsión.

Si quieres conducir tu propio coche, sería conveniente fijarse en el modo de plegado de la silla y sus dimensiones. Las sillas con respaldo partido y eje de extracción rápida, también llamado Quick Release, que permiten la extracción rápida de las ruedas traseras, son mucho más cómodas de transportar. Son perfectas para quienes viajan mucho en coche porque facilitan la transferencia desde la silla al asiento del conductor, son sillas de ruedas ultraligeras que permiten levantarlas fácilmente para extraerle las ruedas, y plegarla y depositarla junto al conductor, lista para ser utilizada de nuevo rápidamente al llegar el conductor a su destino.

Si estás buscando una silla de ruedas para transportar a un paciente convaleciente o a una persona mayor, quizás te interese una silla de ruedas con asiento basculante o respaldo reclinable que aporte el máximo confort y brinde la posibilidad de adoptar una postura cómoda y relajada. El asiento basculante permite cambiar el reparto de pesos a personas que pasan mucho tiempo sentados en la silla, facilitando la digestión y respiración, y sirve para prevenir la aparición de escaras en estos pacientes que pasan mucho tiempo postrados. 

La ligera basculación en la silla es también un elemento de estabilidad y seguridad cuando se desplaza a estos usuarios por pendientes o para bajadas de bordillos o aceras, evitando que desplacen su peso y su centro de gravedad fuera de la base de sustentación de la silla. Estas sillas para empujar al usuario por un acompañante tambien se pueden elegir con ruedas más pequeñas y estrechas para pasar por puertas con más comodidad y puedes encontrar algunos modelos con frenos de acompañante mediante maneta.

Para transportar a personas que necesitan la ayuda de un cuidador para los traslados puedes elegir una silla plegable de ruedas pequeñas. Estas sillas son muy resistentes y económicas. Puedes plegarlas para que no ocupen espacio en el domicilio. Al tener ruedas pequeñas entran muy fácilmente por las puertas más estrechas de la casa, como las de los cuartos de baño. También están homologadas para usarlas en vehículos adaptados.

Cuando se necesita una silla para mover a la persona sólo dentro de su domicilio, sin salir a la calle, puede ser más cómodo el uso de una silla de interior. Son sillas ideales para trasladar a personas mayores o convalecientes de la cama al baño o a otras habitaciones. Son sillas con asiento y respaldo acolchados y muy cómodas. Sus ruedas muy pequeñas permiten el paso por las puertas más estrechas. Incluso puedes encontrar modelos de sillas de ruedas de ducha y baño, en las que puedes asear y duchar al usuario porque están diseñadas para entrar en la ducha.

También puedes encontrar sillas de ruedas de traslado para plegar y meter en el coche, que son sillas de aluminio muy ligeras y compactas, ideales para trasladar a una persona hasta un vehículo fácilmente y con seguridad. Al llegar a su destino, su pequeño tamaño y peso, permiten sacarla fácilmente del maletero del coche, incluso por una persona sin gran fortaleza física, para desplegar rápida y fácilmente la silla y trasladar al usuario en caso de salidas a compras, llevarlo al médico o para viajes y visitas.

Hoy en día existen un sinfín de modelos que se adaptan a cualquier necesidad y presupuesto.

Una silla de ruedas simple y económica sería una buena opción si tu necesidad es muy temporal y sabes que no tendrás que pasar mucho tiempo en la silla. Estas sillas cumplen su función a la perfección, pero no te darán el mismo confort que una silla más sofisticada y cara. Por lo general, una silla de ruedas económica tiene el mínimo necesario de prestaciones y ajustes, tiene un chasis de acero y pesa más que un modelo de aluminio.

Una silla de ruedas más costosa con un chasis de aluminio te ofrecerá más variedad de ajustes y comodidades. Por ejemplo: reposapiés y apoyabrazos regulables en altura y abatibles o removibles, respaldo regulable en tensión y ángulo de apoyo, asiento regulable en profundidad, etc. Algunos modelos permiten adelantar o atrasar el eje de las ruedas traseras para conseguir mayor estabilidad. También hay sillas de ruedas bariátricas, que están reforzadas para personas de mayor peso y tienen más rango de medidas en anchura de asiento

Cada una de estas posibilidades te aportará un poco más de comodidad a la hora de moverte en la silla o realizar traslados. Si sabes que vas a tener que pasar mucho tiempo en silla de ruedas, quizás no estaría de más optar por un modelo de silla de ruedas plegable de aluminio con mejores prestaciones. Si necesitas una silla ligera y económica que permite configurarla y ajustarla para disfrutar de un alto nivel de adaptación y personalización, prueba una silla de ruedas de aluminio. Está diseñada para ser lo más cómoda posible y adaptarse correctamente a tus necesidades.

Tamaño de la silla

La comprobación de la medida del ancho del asiento debe hacerse en todos los casos. Los profesionales recomiendan que el ancho del asiento de la silla sea, aproximadamente, dos centímetros más ancho que las caderas del usuario. Esto nos asegurará de que en el caso de llevar más ropa en días fríos, no sea incómodo estar sentado durante largos períodos de tiempo.

También es fundamental pensar en el entorno por donde te vas a mover con la silla. Es necesario medir las puertas, comprobar que la silla entra en el ascensor de tu casa, el maletero del coche, si piensas cargar tu silla y transportarla. Normalmente las puertas de los baños suelen ser las más estrechas, por lo que si tienes pensado entrar al baño con tu silla de ruedas es prudente medir bien la entrada.

Tamaño de las ruedas

El tamaño de las ruedas variará dependiendo de cómo se va a utilizar la silla. Si el usuario que hará uso de la silla de ruedas tiene autonomía para moverse sin ayuda, lo recomendable será que elija unas ruedas más grandes como la opción más cómoda para impulsarse con sus brazos. Esto permitirá que se pueda hacer rodar las ruedas propulsadas con sus propias manos y pueda moverse con total libertad, facilidad y autonomía.

Aunque el usuario no se propulse solo, una silla con ruedas traseras grandes puede ser una opción más cómoda para el cuidador, ya que permite subir bordillos y superar pequeños obstáculos con más facilidad en comparación con una silla de ruedas pequeñas. 

Hay que tener presente que las sillas con ruedas grandes suelen ser un poco más anchas y tienen un radio de giro mayor que una silla con ruedas pequeñas.

Una silla con ruedas traseras pequeñas es una buena opción para las personas que no pueden impulsarse solas, es decir, que siempre necesitan la ayuda de un acompañante. También tienen la ventaja de ser sillas de ruedas más estrechas, lo que les permite moverse por puertas estrechas y pasillos con facilidad.

Ruedas macizas

Las ruedas macizas tienen la ventaja de que no requieren mantenimiento, no hay riesgo de pinchazos y siempre mantienen la consistencia.

El inconveniente de este tipo de ruedas es que no amortiguan tan bien como las ruedas neumáticas. Si hay irregularidades en el terreno, el usuario lo notará.

Ruedas neumáticas

Este tipo de rueda es ideal para las calles. En las ciudades, es muy común que haya baldosas en mal estado o simplemente desniveles, por ello, las sillas de ruedas equipadas con ruedas neumáticas nos ofrecen una amortiguación que nos garantiza mayor comodidad

El inconveniente de este tipo de ruedas es la posibilidad de pinchazos y, en consecuencia, la necesidad de mantenimiento.

Reposabrazos

La posibilidad de ajuste para conseguir la altura y anchura correctas y el diseño de los reposabrazos inciden en el bienestar del usuario de silla de ruedas. Es recomendable optar por un modelo con reposabrazos desmontables o abatibles, ya que esta posibilidad facilita mucho los traslados desde la silla de ruedas al inodoro, la cama u otra silla. Si sabes que vas a usar mucho tu silla de ruedas, es decir, vas a pasar mucho tiempo sentado, es recomendable que prestes atención a los reposabrazos de tu futura silla. Hay modelos con reposabrazos regulables en altura, acolchados y ergonómicos. 

En el caso de usar la silla por largos periodos de tiempo, es importante desarrollar una postura correcta con los brazos descansando cómodamente. En el caso de reposabrazos demasiado altos o demasiado bajos, una mala postura puede hacer que el usuario desarrolle dolor de cuello o espalda.

Sillas eléctricas

En el caso de que vayas a utilizar la silla de ruedas durante un tiempo prolongado o si la necesitas todos los días, te recomendamos que pruebes las sillas eléctricas. Este tipo de sillas ofrecen la máxima autonomía y requieren el mínimo esfuerzo por parte del usuario. Es una solución ideal para aquellas personas que quieren ser autónomas y activas en su día a día, pero no pueden propulsar una silla manual por sí mismos.

Si queremos hacer uso de la silla para paseos largos y por suelos irregulares, que a la larga pueden ser cansados, esta silla es ideal. Facilitará la movilidad y comodidad del usuario, y además existe una amplia variedad de modelos para que el usuario pueda escoger el que le sea más cómodo y fácil de manejar. Para ayudarte a elegir tu silla de ruedas eléctrica, clica aquí. 

También hay que mencionar que el precio de una silla de ruedas eléctrica es más elevado en comparación con las sillas de ruedas manuales, aunque hoy en día hay una amplia oferta de sillas de ruedas eléctricas con unos precios muy competitivos. Te sorprenderás. 

Hasta hace poco se veían pocas sillas de ruedas por la calle. La amplia oferta y precios económicos de los últimos años han hecho cambiar a muchos usuarios de sillas de ruedas manuales a sillas de ruedas eléctricas de última generación, como las sillas de ruedas eléctricas de aluminio que se pliegan solas con un mando a distancia y no requieren ningún esfuerzo por el usuario o su cuidador.

Sillas manuales

Hoy en día existe una inmensa variedad de modelos de sillas de ruedas para cada persona con su propio estilo de vida y necesidades individuales.

La ventaja indudable de una silla manual frente a una eléctrica es su precio más asequible.

Una silla de ruedas manual con ruedas pequeñas suele ser una opción popular para las personas mayores, que requieren la asistencia constante de un acompañante debido a su alto nivel de dependencia. 

Optar por una silla de ruedas activa de impulsión manual es una opción ideal para personas fuertes, activas, con alto grado de independencia, que practican deporte y actividades. Es una silla de ruedas de peso ultra ligero, tiene una amplia variedad de ajustes y proporciona gran agilidad de movimiento a su usuario.

Elegir una silla de ruedas manual es una buena idea si las limitaciones de movilidad son temporales. Si sabes que vas a necesitar una silla de ruedas durante un periodo muy concreto, por ejemplo durante un postoperatorio o una rehabilitación postraumática, puede que te interese valorar la opción de alquilar una silla de ruedas en lugar de comprarla.

Material de la silla

El material del chasis de una silla de ruedas influye en su precio y en la utilidad y prestaciones que conseguiremos. Saber las diferencias te permitirá escoger la silla que más se ajuste a tus necesidades, según los beneficios que aporte cada una.

Acero

Este material es muy resistente y nos ofrece una estructura muy fuerte. Estas dos características positivas traen un punto negativo, al ser una estructura tan sólida, es algo más pesada que sillas de otros materiales.Una silla de ruedas de acero es una opción robusta, económica, resistente y duradera. Una buena silla de acero te durará varios años sin causar ningún problema ya que es prácticamente indestructible. 

Aluminio

Una silla de aluminio es una de las opciones más populares entre los usuarios experimentados. El aluminio es un material que aporta a la silla ligereza y resistencia. Normalmente las sillas de ruedas de aluminio pertenecen al segmento de precio medio-alto, lo que permite añadir opciones y configuraciones que las hacen ligeras y versátiles. Tienen varias posibilidades añadidas de ajustes, lo que mejora las posibilidades y las prestaciones para adaptarlas a la anatomía y estilo de vida del usuario.

Además de su ligereza y durabilidad, el aluminio es resistente a la corrosión.

Fibra de carbono

Hasta hace poco la fibra de carbono era un material muy exclusivo y caro, utilizado en los sectores de la aeronáutica, los deportes de alta competición o el diseño de embarcaciones de lujo. Es un material muy apreciado por sus excelentes propiedades: su gran resistencia y durabilidad, junto con su ligereza y elegante aspecto. 

Ahora puedes encontrar sillas de ruedas de alta gama, fabricadas en fibra de carbono, a un precio competitivo que te sorprenderá. Un buen ejemplo es la silla de ruedas eléctrica plegable Alma de Libercar. Encontrarás esta silla elegante con la mitad de peso que una silla eléctrica de aluminio equivalente, pero es mucho más resistente y muy versátil. Es una silla plegable y con baterías de litio desmontables, motores sin escobillas y joystick de última generación. Es una silla de ruedas eléctrica plegable ultraligera, ideal para viajes o para transportarla en un coche.

Titanio

Un material muy parecido en sus prestaciones a la fibra de carbono, pero aún más ligero, es el titanio. Una silla de ruedas de titanio pesa menos de 4 kg. Lo utilizan para fabricar sillas de ruedas activas ultraligeras, que proporcionan una resistencia y una ligereza incomparables.

Pliegue de la silla

Llegamos al último punto, pero no menos importante. De hecho, es una de las características que más debemos observar durante el proceso de compra.

Si vamos a movernos mucho en coche, necesitaremos que la silla nos facilite este proceso y se pliegue con facilidad. Cuando vayamos a decidirnos por una silla, es importante que nos fijemos en el mecanismo de plegado. Debe ser rápido, sencillo y seguro para que no nos dificulte el transporte y almacenaje. Algunos modelos de sillas con ruedas traseras grandes cuentan con un eje de extracción rápida de la rueda, o Quick Release, que facilita mucho el proceso de plegado y transporte de la silla.

Ahora que ya conoces todas estas características, puedes decidir tranquilo, ya que si comparas opciones y las posibilidades de adaptación al usuario, sólo tendrás que decidir sobre las distancias que recorrerás y dónde quieres usarla, si la transportas o usas en interiores y exteriores. Así no tendrás dificultades ni imprevistos después de tu elección. 

Nuestro consejo es que te lo tomes con calma y reflexiones sobre las opciones que existen, el uso que le vas a dar a la silla, las necesidades que tienes y el entorno donde te sueles mover.

En ORTOPEDIA.COM siempre estaremos encantados de ayudarte. No dudes en llamarnos al 954 23 45 23 y responderemos a todas tus preguntas. Nuestros especialistas te aconsejarán y te presentarán todas las opciones y novedades del mercado.

Te esperamos. Queremos ser tu ORTOPEDIA DE CONFIANZA.

Sillas de ruedas de acero plegables

Silla de Ruedas Breezy Premium con Ruedas de eje Extraíble


Silla de Ruedas Plegable Breezy Premium


Silla de Ruedas Gades Vario


Silla de Ruedas Reclinable Basic



Sillas de Ruedas de aluminio plegables

Silla de Ruedas Ultraligera S-Ergo 125 | Frenos Empuñadura



Silla de Ruedas Agile Karma


Silla de Ruedas Reclinable Confort MVP 502



Silla de Ruedas de Bipedestación SME Karma



Silla de Ruedas Ultraligera Activa Ergo Live



Etiquetas: sillas de ruedas

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar Sesión O Restablecer la contraseña