¿Cómo utilizar correctamente una grúa para personas con movilidad reducida?

person Publicado por: TETIANA STROKACH list En: Movilidad En: comment Comentario: 0 favorite Visualizaciones: 254

La grúa para personas con movilidad reducida es una herramienta diseñada para ayudar a las personas discapacitadas, con movilidad reducida o mayores a realizar transferencias desde la silla de ruedas a la cama, silla, sillón o el cuarto de baño sin estrés. En la vida cotidiana puede resultar un apoyo útil y adecuado a todas las necesidades. Sin embargo, una ayuda de este tipo requiere cierta familiaridad, por lo que es bueno que nos informemos antes de decidir comprar una.

La grúa para personas con movilidad reducida es una herramienta diseñada para ayudar a las personas discapacitadas, con movilidad reducida o mayores a realizar transferencias desde la silla de ruedas a la cama, silla, sillón o el cuarto de baño sin estrés. En la vida cotidiana puede resultar un apoyo útil y adecuado a todas las necesidades. Sin embargo, una ayuda de este tipo requiere cierta familiaridad, por lo que es bueno que nos informemos antes de decidir comprar una.

Si estás pensando en adquirir una grúa para personas con movilidad reducida, necesitarás saber cómo usarla correctamente y de forma segura. Por esta razón, desde ORTOPEDIA.COM te hemos preparado esta guía para conocer en detalle cómo utilizar correctamente una grúa para personas con movilidad reducida.

¿Qué es una grúa para personas con movilidad reducida?

La grúa para personas con movilidad reducida es una herramienta con motor eléctrico o sistema hidráulico que permite trasladar con seguridad a un paciente encamado, evitando un esfuerzo físico excesivo por parte de la persona que lo cuida o una manipulación incorrecta del propio sujeto que podría derivar en posibles daños. Se trata de una estructura, dotada de un cuerpo de apoyo, de un mecanismo de elevación y de un arnés que permite  inmovilizar y cargar a la persona, sujetándola eficazmente.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de utilizar una?

Una ayuda como la de la grúa requiere cierta familiaridad, por lo que es bueno comenzar por conocer las partes individuales que la componen, en particular la base con dos patas y  ruedas con frenos. Las patas se abren mediante un pedal para poder acercarse a la silla de ruedas o sillón con facilidad.  La altura de las patas normalmente no supera 10 cm para poder pasar por debajo de la mayoría de las camas.

Es fundamental recordar que el piso debe ser plano y no inclinado para permitir un uso óptimo del instrumento. Antes de realizar la recogida del paciente, asegúrate de bloquear los frenos en las ruedas del elevador para que no se mueva antes de lo necesario. 

En este video puede ver cómo utilizar una grúa para una transferencia de la cama a la silla de ruedas: 

¿Cuándo se aconseja emplearla?

Se recomienda el uso de grúa para personas con movilidad reducida para ayudar a las personas que no pueden pasar de la cama a la silla de ruedas, de la silla de ruedas a la bañera o de la silla de ruedas al WC.

¿Cómo escoger la mejor grúa?

Una grúa para pacientes es sin duda una herramienta que facilita el día a día de los cuidadores. Antes de tomar una decisión de compra conviene pensar en el entorno donde vamos a utilizar la grúa, medir las puertas por las que vamos a pasar con la grúa, sobre todo las puertas de los baños, ya que estas suelen ser las más estrechas. Hay que medir la distancia entre la cama y el suelo, en caso de que necesitemos recoger al paciente de la cama, las patas de la grúa deben caber debajo de la cama.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el peso del usuario, que nunca debe de superar el peso máximo recomendado para cada grúa en concreto. Si nuestro paciente tiene incontinencia urinaria o tenemos en mente meterlo en la bañera con la ayuda de nuestra grúa para enfermos, es recomendable optar por una grúa con arnés de rejilla, en vez de uno acolchado.

10 Pasos para utilizar correctamente la grúa

Una grúa para enfermos no es especialmente compleja de utilizar basta con seguir estos sencillos pasos:

· Coge el arnés de la grúa;
· Coloca el arnés debajo del paciente;
· Posiciona al paciente en posición de decúbito supino;
· Acerca la grúa, y engancha el arnés a los ganchos de la percha del brazo de elevación;
· Procede lentamente con la elevación del paciente usando el mando;
· Coloca al paciente en la silla de ruedas (o donde se necesite);
· Asegúrate de que la silla está bloqueada, luego detén la grúa y baja al paciente delicadamente hasta que esté completamente sentado;
· Suelta el arnés y deslizalo hacia afuera por debajo del cuerpo del paciente;

Desde ORTOPEDIA.COM te recomendamos que eches un vistazo al catálogo de grúas que hemos preparado para ti. Y si tienes cualquier pregunta no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al 954 23 45 23 o mandando un e-mail a clientes@ortopedia.com.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar Sesión O Restablecer la contraseña