Las úlceras por presión pueden llegar a ser bastante dolorosas y provocar lesiones graves

person Publicado por: Tetiana Strokach list En: Hogar En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 139
Todo lo que hay que saber sobre las úlceras por presión o escaras

¿Sabes qué son las úlceras por presión? ¿Alguna vez has oído hablar de ellas? ¿Sabes por qué salen, cómo se tratan y qué síntomas tienen? Y, lo más importante, ¿conoces cuál es la mejor manera de evitarlas? Nosotros, en Ortopedia.com, llevamos años teniendo contacto directo con ellas. Por lo tanto, podemos echarte una mano para que conozcas la respuesta a todas estas preguntas.
¡Continúa leyendo y podrás descubrirlas!


¿Qué son las úlceras por presión o escaras?


Las úlceras por presión, úlceras de decúbito o escaras son unas lesiones que afectan directamente a la piel y al tejido inferior a ella, que nacen fruto de una presión prolongada sobre una misma zona de la dermis. Normalmente, estas lesiones aparecen en las zonas en las que la piel recubre directamente una parte ósea, de forma que justo debajo de ella hay directamente un hueso que ejerce presión. Nos referimos a lugares como los tobillos, la zona pélvica, la espalda, las orejas o los talones.

En principio, esta clase de lesiones puede afectar a cualquier tipo de persona, sea cual sea su edad, condición, peso o sexo. Sin embargo, lo más habitual es que se vean afectadas personas mayores, ya que son estas las que presentan mayores dificultades para cambiar de posición y moverse.

En principio, bastan unas pocas horas para que una de estas úlceras haga aparición. Sin embargo, en la mayor parte de los casos precisan de varios días para su definitiva aparición sobre la piel.

¿Cuáles son sus causas principales?


Más arriba hemos resumido las causas de estas úlceras de decúbito al referir a una presión sobre la piel por no cambiar de posición. Sin embargo, es posible dar un mayor desarrollo a este aspecto, refiriendo a los tres principales factores que acaban dando lugar a una de estas lesiones:

  • Presión. Ejercer una presión constante en cualquier zona del cuerpo da lugar a una disminución del flujo de la sangre a esos tejidos. Se reduce, por tanto, la presencia de oxígeno y nutrientes en el área y los tejidos pasan a dañarse e incluso morir. Muchas veces, esta presión es propia de las personas mayores o con movimientos limitados, que pasan mucho tiempo sentadas o acostadas sobre zonas no bien acolchadas con músculo y grasa.
  • Fricción. Además de la presión, también pueden nacer estas lesiones como consecuencia de una fricción continuada de la piel contra la ropa o contra la ropa de cama. Por otra parte, si la piel está húmeda, esta fricción puede acabar de romperla con mayor facilidad, ocasionando úlceras de distinto grado de gravedad.
  • Rozamiento. Este se define como el roce de dos superficies que se mueven en direcciones contrarias, dando lugar a una lesión más o menos superficial de la dermis. Un ejemplo común de este hecho se da en los supuestos en los que, al elevar la cama, se produce un deslizamiento hacia abajo. En él, la piel del coxis se queda en el mismo lugar, pero el hueso baja, traccionando en sentido contrario.


¿Qué síntomas presentan generalmente?


No todas las úlceras de decúbito son iguales. Cambian al pasar por distintos estadios, que se distinguen en profundidad y severidad, así como molestia y dolor. También influye el sitio en el que aparecen y el tipo de tejido afectado. En este sentido, hay úlceras que son un mero cambio de color, mientras que otras afectan a la dermis, músculo y hueso.

Sin embargo, te podemos decir que, como norma general, los principales síntomas de esta clase de lesión son los siguientes:

  • Hinchazón.
  • Cambios inusuales en el color o en la textura de la piel.
  • Supuración.
  • Áreas sensibles.
  • Un área de la piel que presenta temperatura distinta a la del resto del cuerpo.
  • Dolor.


¿Qué complicaciones puede acabar presentando una úlcera como esta?


Además de lo dicho, si no se aplica un tratamiento adecuado en manos de un médico profesional, puede acabar sufriéndose de:
  • Infecciones articulares y óseas. La infección de la piel de una úlcera de decúbito puede traspasarse a los huesos y a las articulaciones de todo el cuerpo.
  • Septicemia. Aunque ocurre muy raramente, la infección puede acabar siendo mortal.


¿Es posible evitar la aparición de las úlceras por presión?

Hay que tomar medidas como las siguientes:

  • Evitar al máximo la inmovilidad. La causa principal de estas úlceras es la presión continuada sobre una parte del cuerpo concreta. Tan solo cambiando de posición y evitando la inmovilidad puede evitarse que surjan.
  • Tratar de luchar contra la humedad. La incontinencia o el sudor dan lugar a entornos húmedos. Lo ideal es tratar de evitarlo, cambiando la ropa cuando sea necesario. Así, se impide que la piel que mantenga húmeda durante largo tiempo y, por tanto, se acabe debilitando.
  • Uso de herramientas destinadas a evitar su aparición. En la actualidad, hay productos que reducen la posibilidad de que aparezcan estas úlceras. Son ejemplos de ello el colchón antiescaras o el cojin antiescaras.
  • Mantener una buena limpieza e higiene del cuerpo y de la ropa y ropa de cama. A través de duchas recurrentes, cambiando la ropa y las sábanas y vigilando la limpieza de forma escrupulosa.
  • Tratar las afecciones que modifiquen el riego sanguíneo. Pues, si no llega bien la sangre a todo el cuerpo, pueden surgir estas lesiones, como se ha dicho.
  • Mantener una buena nutrición e hidratación. Para que el cuerpo pueda estar lo suficientemente sano y fuerte.

En conclusión, ya se puede decir que conoces todos los detalles relevantes acerca de las úlceras por presión. En tu mano queda, por supuesto, saber prevenirlas gracias a productos como los que nosotros te ofrecemos en Ortopedia.com. Al fin y al cabo, llevamos más de 40 años trabajando en este sector, por lo que nos lo conocemos al detalle. Miles de clientes satisfechos avalan nuestra labor y aseguran la total garantía y confianza en todos nuestros productos.

¡Anímate y alcanza tu bienestar con nosotros!

Llamanos al 954 23 45 23, estamos aquí para ayudarte.

Puedes consultar todo nuestro catálogo de productos antiescaras que en Ortopedia.com ponemos a tu disposición.

Cojines antiescaras


Colchones Antiescaras


Botines y Taloneras Antiescaras


Sabanas Antiescaras


Coderas y Manoplas Antiescaras



Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar Sesión O Restablecer la contraseña