Accesibilidad en el hogar: soluciones para eliminar barreras arquitectónicas

person Publicado por: Tetiana Strokach list En: Movilidad En: comment Comentario: 0 favorite Visualizaciones: 17303

En cualquier casa familiar, existen multitud de barreras arquitectónicas, como escaleras, bordillos o puertas estrechas, que pueden impedir la correcta movilidad de las personas con discapacidad, que necesiten mayor espacio o facilidad a la hora de acceder al hogar. 


Por suerte, gracias a los avances tecnológicos, existen muchas formas de solucionar estos impedimentos que a priori pueden ser un problema. Es decir, hay formas de ofrecer una vida cotidiana mucho más cómoda y fácil para todos.

En este artículo de ORTOPEDIA.COM queremos contarte cuáles son estas soluciones para eliminar barreras arquitectónicas y por qué deberías implementarlas en tu casa. 

¿Qué son las barreras arquitectónicas en el hogar?

Las barreras arquitectónicas son todos aquellos obstáculos internos o externos que impiden un correcto acceso a la vivienda. Pueden ser escaleras, aceras sin rampas, pasillos estrechos, puertas estrechas, etc. 

Tipos de barreras arquitectónicas

Las barreras arquitectónicas en un hogar pueden dificultar significativamente la movilidad y la vida diaria de una persona con discapacidad. Algunas de las barreras comunes que pueden encontrarse en un hogar incluyen:

  • Escaleras: Las escaleras pueden ser un obstáculo importante para las personas con discapacidad motriz. La falta de rampas o ascensores puede dificultar su acceso a diferentes áreas de la casa.
  • Puertas estrechas: Las puertas estrechas pueden ser un problema para personas que utilizan sillas de ruedas o scooters de movilidad. Las puertas deben tener un ancho adecuado para permitir el paso sin dificultad.
  • Baños inaccesibles: Los baños pueden tener barreras arquitectónicas como duchas con umbral alto, inodoros bajos o inaccesibles, y lavabos que no permiten el acceso en silla de ruedas.
  • Cocinas no adaptadas: Las cocinas con encimeras altas o electrodomésticos inaccesibles pueden dificultar la preparación de alimentos para personas con discapacidad.
  • Pasillos estrechos: Pasillos estrechos pueden dificultar la navegación de sillas de ruedas o andadores.
  • Suelos resbaladizos: Los suelos resbaladizos pueden aumentar el riesgo de caídas, especialmente para personas con movilidad reducida o problemas de equilibrio.
  • Iluminación deficiente: La falta de iluminación adecuada puede dificultar la orientación y la seguridad en el hogar.
  • Obstáculos en el camino: Muebles, cables eléctricos o cualquier objeto que obstruya el camino pueden ser peligrosos para personas con discapacidad visual o movilidad reducida.
  • Acceso al exterior: Si no hay una rampa o una entrada accesible, salir y entrar en la casa puede ser un desafío para personas con discapacidad.
  • Interruptores y enchufes inaccesibles: Los interruptores de luz y los enchufes deben estar a una altura accesible para personas en sillas de ruedas o con otras limitaciones de movilidad.

Para mejorar la accesibilidad en un hogar, es importante realizar adaptaciones arquitectónicas adecuadas, como la instalación de rampas, la modificación de baños y cocinas, la eliminación de barreras físicas y la instalación de sistemas de iluminación adecuados. Estas modificaciones pueden marcar una gran diferencia en la calidad de vida de una persona con discapacidad en su hogar.

Soluciones para eliminar barreras arquitectónicas

  • Rampas

¿El acceso a tu vivienda es limitado? ¿Tienes escalones, bordillos o desniveles que suponen un impedimento para ti o para las personas con las que convives? Una de las soluciones para eliminar barreras arquitectónicas más populares son las rampas para sillas de ruedas, ya que facilitan mucho la movilidad de los usuarios en el interior del hogar.

  • Sillas salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras, también conocidas como sillas elevadoras para escaleras, son dispositivos de movilidad diseñados para ayudar a las personas con movilidad reducida a superar barreras arquitectónicas en escaleras. Las sillas eléctricas para escaleras están diseñadas para ser seguras y cómodas y su instalación es muy sencilla, ya que no requieren ningún tipo de obra, sino que simplemente se colocan sobre la escalera ya hecha. 

  • Plataformas salvaescaleras

Una plataforma salvaescaleras es un dispositivo de movilidad diseñado para permitir que personas con movilidad reducida, como aquellas que utilizan sillas de ruedas o scooters de movilidad, puedan superar obstáculos en escaleras o cambios de nivel en interiores o exteriores. A diferencia de las sillas salvaescaleras, que transportan a una persona sentada, las plataformas salvaescaleras son planas y ofrecen espacio suficiente para acomodar una silla de ruedas o un scooter.

Consejos para eliminar barreras arquitectónicas

Además de instalar dispositivos de eliminación de barreras, hay muchos otros cambios que puedes realizar en tu hogar para adaptarlo mejor: 

  • Instalar rampas: Si tienes escalones en la entrada o en el interior de tu hogar, considera la instalación de rampas con la pendiente adecuada para permitir el acceso a personas en silla de ruedas o con dificultades de movilidad. Las rampas deben ser antideslizantes y tener barandas para mayor seguridad.
  • Ampliar puertas: Asegúrate de que las puertas tengan un ancho suficiente para permitir el paso de una silla de ruedas o un andador. El ancho mínimo recomendado es de 80 centímetros.
  • Eliminar umbrales: Elimina o suaviza los umbrales en las puertas para facilitar el paso. Puedes optar por umbrales bajos o rampas de transición.
  • Modificar el baño: Adapta el baño para hacerlo más accesible. Instala barras de apoyo en la ducha y junto al inodoro, utiliza grifos de fácil agarre y considera la instalación de una ducha a nivel del suelo para eliminar los escalones.
  • Altura de los interruptores y enchufes: Asegúrate de que los interruptores de luz y los enchufes estén instalados a una altura accesible para personas en silla de ruedas o con dificultades de movilidad.
  • Suelos antideslizantes: Utiliza suelos antideslizantes en todas las áreas de la casa para reducir el riesgo de caídas.
  • Iluminación adecuada: Mejora la iluminación en toda la casa para facilitar la visión y la orientación. Asegúrate de que los interruptores de luz sean de fácil acceso.
  • Barras de apoyo: Instala barras de apoyo en pasillos, baños y áreas de estar para ayudar a las personas a mantener el equilibrio y la estabilidad.
  • Adaptar la cocina: Asegúrate de que la cocina sea accesible. Esto puede incluir la instalación de encimeras a diferentes alturas, grifos de fácil manejo y espacio debajo de la encimera para permitir el acceso en silla de ruedas.
  • Eliminar obstáculos: Evita el exceso de muebles u obstáculos en los pasillos y áreas de paso para permitir un fácil desplazamiento.
  • Señalización clara: Utiliza señalización clara y fácil de entender para indicar las áreas y los servicios en el hogar, especialmente si hay personas con discapacidad visual.
  • Consultar con un experto: Si no estás seguro de cómo adaptar tu hogar de manera adecuada, considera la consulta con un especialista en accesibilidad o un arquitecto que pueda proporcionarte orientación personalizada.

Recuerda que la accesibilidad en el hogar no solo beneficia a las personas con discapacidad, sino que también puede mejorar la comodidad y la seguridad de todos los miembros de la familia.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre